Lunes, 07 Enero 2019

Unid@s se puede lamenta el incumplimiento reiterado del acuerdo plenario sobre la celebración de las fiestas populares

  CP Tenerife
Valora este artículo
(0 votos)

Canarias Plural_

Redacción Tenerife

 

La formación lagunera exige que los espacios de participación inicien las tareas necesarias para facilitar un debate sobre las grandes fiestas del municipio y las mejoras que se pueden desarrollar

 

El portavoz de Unid@s se puede, Rubens Ascanio, lamenta que el acuerdo plenario de enero de 2018 para un mejor tratamiento de las fiestas populares, promovido por el principal grupo de la oposición municipal junto a Por Tenerife, Partido Popular y Ciudadanos.

Este acuerdo fue resultado de la polémica generada entre buena parte de las personas asistentes a la pasada cabalgata de reyes y otras celebraciones navideñas, así como a la demanda generalizada de unas fiestas con un mayor nivel de participación e implicación vecinal. En este sentido el acuerdo plenario de esa sesión estableció unos acuerdos referidos al establecimiento de más amplios mecanismos participativos en las construcción de las fiestas populares del municipio, algo que entienden que no se ha cumplido.

El edil lagunero señala que "un año más un evento como el de las fiestas navideñas no ha sido objeto de un debate con las entidades vecinales del municipio, para hacer aportaciones y propuestas, tal y como se estableció en ese pleno de hace un año". Ascanio considera que "este tipo de dinámicas, con ausencia de espacios en los que la ciudadanía pueda intervenir realmente y además abordar debates necesarios, como el coste de estas celebraciones, que año tras año exeden ampliamente de las partidas consignadas cada año en los presupuestos municipales".

Para el portavoz de Unid@s se puede "el incumplimiento de este acuerdo tiene que ver directamente con la forma de hacer política de Coalición Canaria, que quiere mantener la dinámica de la arbitrariedad, en la que según quién esté en una comisión de fiestas o los intereses del momento se castiga o se beneficia". Frente a este modelo el primer partido de la oposición apuesta por "un modelo basado en criterios claros y transparentes sobre el uso de los recursos públicos, con fórmulas participativas y donde se aporte claridad en el coste de la misma y el esfuerzo público que hay que hacer en cada caso para que tengan las mejores condiciones posibles". Entiende que por lógica, "cada comisión de fiestas debería tener claro qué ayuda puede obtener del Ayuntamiento, gobierne quien gobierne y con los criterios más objetivos posibles".

La formación lagunera exige que los espacios de participación inicien las tareas necesarias para "facilitar un debate sobre las grandes fiestas del municipio y las mejoras que se pueden desarrollar, asegurando mecanismos de intervención en las mismas, ya que muchas de las propuestas lanzadas en algunas de las sesiones celebradas no han sido contempladas". Ascanio insiste en que "no se trata simplemente de escuchar opiniones vecinales, se trata de hacer partícipe a la ciudadanía y de incorporar las decisiones colectivas a las celebraciones populares".